sábado, 17 de octubre de 2015

Mi época de estudiante revoltosa (por no decir otra palara)

Adivinen cual es esa "otra palabra" e.e.e
Bueno, al caso. En el blog creo que he mencionado bastantes veces acerca sobre como mi época de estudiante revoltosa la peor que pude tener  y tendré  por el resto de mi vida estudiantil.
Y escribo esto con la intención de recordarme como me fue la última vez que flojee y no me esforcé. Tenerlo como un constante recordatorio de lo que JAMÁS debo hacer.

Bien.
Segundo semestre al parecer iba ir bien, mi primera semana comencé con todas las ganas del mundo y andaba toda motivada. Ya saben,la típica actitud de nerda al regreso de clases xD Por el salón andaba solita, y solía llevarme libros para leer en los ratos muertos. Hasta que un día Daniela preguntó sobre el libro, comenzamos a platicar y a pesar de que saltaba a primera vista de que no le caía bien, poco a poco terminamos congeniando y su grupito de amigos pasó a ser mi grupito de amigos, el cual por suerte aún conservo.

Daniela se sentaba con Luz y yo con Jorge. Nuestras bancas se hallaban hasta el fondo del salón, por lo que nuestro desorden no alteraba el orden del resto del salón. Siempre de los siempres he odiado  a estas personitas que corrompían la paz del lugar y no dejaban concentrarse, y creo que hasta llegue a criticarlos. Lo curioso es que durante este semestre fui parte de estas personas que tanto detestaba.
al principio me resistía a seguirles la corriente en un juego del que no quería participar, pero no me llevó más de una semana el verme arrastrada en un torbellino de anarquía.
Antes de todo esto, había hecho  planes, organicé  muy bien los planes que tenia y las materias que quería excentar. Nada de esto paso.

Recuerdo que Daniela comenzaba a hacerme platica, y yo a seguirles la corriente. Nuestras risas eran las que más se escuchaban en tooodo el salón y esto causaba que nos cambiaran de lugar y que nos bajaran calificación por disciplina. Pero siempre hallabamos la forma de estar de nuevo juntos. El tiempo asignado a trabajar en clase lo utilizabamos para platicar y nos perdíamos tareas, avisos de próximos exámenes, y al día siguiente todos llegabamos perdidos sin saber ni que.-.
No estudiaba por las tardes como debería, me volvi una persona extremadamente conformista, lo que jamás me había sucedido. Mi adcción al celular se originó a partir de aqui, y tenia muy mala actitud con mi familia. Incumplía con tareas, y continuamente reprobaba exámenes Pero lo peor fue cuando llamarón a mi madre por reprobar 4 materias. Asi es. La verdad es que recuerdo que solo me dió risa. ¿Tan mal estaba? Continue como siempre, e hipócritamente le prometí a mi mamá mejorar mi promedio para el siguiente periodo. Pero no pasó.

Un día, a Daniela le llamarón e iba de mal en peor, igual que todos nosotros. Y ahi fue cuando se me prendió el foco. Yo no quería eso. No quería saltar del bachillerato y tener que comenzar de nuevo. No deseaba ser una persona conformista y echar a perder toda mi vida. quería tener un futuro brillante, estudiar letras (En ese momento aun quería estudiar eso) tener una carrera y ejercer la profesión de guionista. Quería conseguir mi sueño, y al ritmo que iba lo único que estaba haciendo era destrozarlo a pedazos y prepararlo para incinerarlo.
No se que pasarón con todos estos pensamientos durante todo el semestre. Tal vez se escondieron y no salieron de ahí hasta el mejor momento.

Faltaban tres semanas para los exámenes finales y yo estab que me daba miedo de todo. ¡Y con razón! Tenía que estudiar, entender y memorizar en  tres semanas todo lo que vimos en 3 meses y medio. Se me hacía imposible, pero me limpie los ojos, comencé a pedir apuntes de todos mis amigos, investigue, corregí exámenes, hice todos los ejercicios de nuevo; y todo esto en una rutina de 10:00 am a 2:00 am. Mis ojeras tenían un tamaño singular y juro que di todo de mi. Dormía con los conceptos en la cabeza, y comia estudiando. Facilmente, creo que me echaba como unas 10 horas de estudio al día.

Aun así , no aprobé (suena menos feo que "reprobar" jajaj) dos materias: Física y química. Vale, que las pase, pero el pésimo promedio que tenia me facilitó irme a los extras de estas materias.
Asi que di, de nuevo a darle con todo, y sali una semana después que todos.
Al último, pase física, pero la madre medió una patada en la garganta al decirme que tenía que presentar segunda oportunidad de química porque no lo había pasado.  -¿segura?- Dije yo, escéptica, porque en realidad estaba confiada en que lo iba pasar. Total, que salí del despacho de la madre llorando y me acomode en una banca. Recibí llamadas de mi madre, y por verguénza no le quería contestar. Depues de media hora, y con los ojos rojos me sali y llame a mi madre. La primera oración que dije, fue <<Mama, reprobe química y tendré que presentar segunda oportunidad>> Mi mamá tan linda que es, me dijó que no me preocupara y que a la siguiente si lo iba a pasar.Pero eso no me bastó asi que de nuevo me meti al colegio, ¿Que por que? No se. Solo no quería llegar a casa y enfentar a mis abuelos y tener que menear la cabeza negativamente. Ahi me tope al maestro de matématicas e inmediatamente supó que no había aprobado química. Entonces dijó <<De nada sirve llorar, Ariadna. Nada solucionas. El examen lo tienes que presentar y lo único con lo que te quedas es el aprendizaje que tuviste, limpiarte esos ojos y esforzarte que ese aprobado no vendrá por si solito"
Y eso hice. No diré que fue la semana más dura porque se que apenas voya mitad de camino; pero vaya que lo pareció
al final, aprobe y pude disfrutar comódamente de mis vacaciones.

¿Otra parte del final? Daniela saltó de bachillerato y tuvó que ir a otra prepa. Mis demás amigos siguen ahí conmigo y disfruto con su compañia.

De este semestre que fue el peor, doy gracias por tenerlo. Que si, tendre que nivelar mi promedio a más de 90, pero es que aprendí cosas importantes aquí.  Hice amigos, y aunque mis calificaciones fueron mierda y mas mierda; me la pase muy bien llena de risas y esas cosas que hacen que tu vida sea felíz.  Pero no puedes dejar que tu felicidad dependa de esto, Esto es pasajera. Es tirar oro y enterrarlo para no usarlo jamás. La época del estudiante es bella, pero solo si le sabes sacar el provecho suficiente. En segundo no supe valorarlo, pero ahora estoy segura que aprendi la leccion.

¿tienes un sueño? ¡ve a por él! sueña, pon inteés y haz las preguntas adecuadas. sueña comiendo, duerme soñando, sueña viendo televisión, y ten sueños. Que eso es lo que te mantiene vivo. Ponte objetivos a cumplir a corto plazo, y que estos te sirvan para llegar  a tu luz verde. Pero no creas que estos vienen solitos. Tienes que trabajar por ellos y ponerles más empeño del que imaginas. 
Se que la vida del estudiante suena difícil, pero esto solo comprueba cuan valiente eres. y no importa cuantas caídas tengas. Loimportante es salir de ello y levantarte como un heroe. Por que si. ¡Eres tu propio hereo! que si, tal vez te pierdas salidas con tus amigos, pero ya tendrás tiempo para ello. Tal vez eches de menos levantarte a las doce de la mañana, pero recuerda tu objetivo, y siempre ten presente el porque haces esto. 
Te aseguro que vale la pena.
No hay nada que algo de esfuerzo pueda solucionar. 

5 comentarios:

  1. Hola! Esta entrada me encanto! Gracias por compartirla :)
    Tienes razón en la parte final. Todo esta en nosotros, si queremos lograr algo o no.
    Me ha servido un montón la reflexión, ojala y a mas personas también!
    Te envió muchos saludos y buenas vibras! :D ya te sigo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:) Me fascina que te haya gustado esta entrada. Y molaría aun más si pudiera ayudar a otras personas que pasan o pasaron por algo similar.
      Gracias por pasarte por aqui, y te mando muchos besos<3
      Ya me pase por tu blog y me fascinooo:´3

      Eliminar
  2. Es bueno tener recordatorios del pasado , para no volver a cometer los mismos errores , saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. jaja
      Tal como la importancia de lahistoria. xd
      Muchos besos<3

      Eliminar
  3. Hola! Jajajaj a mi me pasaba lo mismo pero siempre tenía la suerte de aprobar aunque no estudiara nada, aunque mis calificaciones bajaron nunca fueron nada alarmante creó que tenía un don jajaj pero bueno de las malas experiencias siempre se aprende ^.^ te deseo lo mejor, un besote!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son lo que me anima a seguir avanzando y escribiendo, y asi como tu opinión es muy importante para mi, al mismo tiempo te pido respeto para todos:)
Leo y respondo tus comentarios:*